Robótica Educativa con Lego

Robótica Educativa con Lego

Hemos terminado el primer mes de la nueva actividad extraescolar que ofrecemos este año, Robótica Educativa con Lego.

Es un nuevo sistema de enseñanza multidisciplinaria que desarrolla las habilidades y competencias de los/as niños/as.
Las áreas que trabaja son: Ciencias, Tecnología, Ingeniería y Matemáticas.
Los niños/as trabajan en equipos hasta construir y programar cada semana un proyecto robótico diferente.

A continuación fotos y vídeos de los primeros trabajos.

Recibimiento del alcalde de Santa Cruz de Tenerife a los alumnos del Colegio Freires Christliches y Virgen del mar

Recibimiento del alcalde de Santa Cruz de Tenerife a los alumnos del Colegio Freires Christliches y Virgen del mar

El Alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, recibe a los alumnos del Colegio Freies Christliches Gymnasium y el Colegio Virgen del Mar

El Alcalde de Santa Cruz de Tenerife, José Manuel Bermúdez, ha ofrecido una Recepción Oficial a los alumnos del Colegio Freies Christliches Gymnasium, de Düsseldorf, alumnos que mantuvieron una visita al palacio consistorial y al Salón de Plenos santacrucero, conjuntamente con sus compañeros del Colegio Virgen del Mar, acto que está inmerso dentro del programa de actividades que se encuentran realizando durante estos días de estancia en Tenerife, participando del proyecto de intercambio que mantienen ambos centros, alemán y canario.

Trinidad Manzano, especialista en Inteligencia Emocional y Coaching Escolar

Trinidad Manzano, especialista en Inteligencia Emocional y Coaching Escolar

“El alumno mejora su atención con el mindfulness”

La doctora y catedrática Trinidad Manzano se encuentra estos días en Tenerife, impartiendo un curso de formación al profesorado de Infantil y Primaria del Colegio Virgen del Mar, dentro del Plan Anual de Formación de Profesorado del centro, sobre una de sus especialidades, mindfulness, una experiencia emocional y de meditación, que busca la concentración de la atención y la conciencia, la conciencia plena, una herramienta que se transforma en un estilo de vida el cual ayuda a “prestar atención sin poner pensamiento”, señala la doctora Trinidad Manzano, Inspectora de Educación de la Comunidad de Madrid, así como Formadora de Profesorado, no solo en mindfulness sino en otras destrezas como Educación Emocional, Aprendizaje Cooperativo, entre otras. Durante su última jornada de trabajo, tuvo la ocasión de poner en práctica con un grupo de alumnos de Educación Infantil alguno de sus talleres en el gimnasio del Colegio y “fue una experiencia que nos llevó a el encuentro pleno en breves minutos, los niños vivieron con pasión los momentos”, aclara esta especialista.

Domingo J. Jorge / Santa Cruz de Tenerife

-¿Qué es el mindfulness?
-“Es ante todo un estilo de vida. Significa mente atenta o atención plena. Nos da paz, bienestar y encontrarme conmigo mismo. Se trata de pasar a la zona de la experiencia, del corazón, y no quedarnos en la de conocimiento. Es una terapia contra el estrés, creada como tal por Jon Kabat-Zinn en la Univesidad de Massachusetts, en Estados Unidos, y que hoy se ha convertido para muchos en un estilo de vida, como ofrezco siempre yo al profesorado y a cualquier persona que quiera hacer de su vida una atención plena, una mente plena.

Se trata de prestar atención plena al momento presente, al aquí y ahora, es decir, que a través de esa atención plena vivamos más el presente. Atentos a nosotros mismos, al instante, a nuestros pensamientos, a nuestro mundo interior y el exterior que nos rodea.

El mindfulness nos lleva a dejar el piloto automático en el que vivimos. Se trata de vivir, más que conocer. No solo tiene un beneficio terapéutico, sino que mejora el bienestar, lo fisiológico, pero incluso. Nos conecta con lo que somos”.

-¿Cómo se ha trasladado al mundo de la educación? ¿Aporta algo al alumno?
-“Su llegada a la educación ha sido a través de buscar el incentivar la atención en los alumnos. Genera un beneficio claro en ellos. El mindfulness trabaja la atención, al mejorar la atención también lo hace la memoria, las conexiones neuronales de la memoria. Por tanto, también influyen directamente en los aprendizajes. No estamos hablando de ficción, sino de ciencia, de neurociencia. Sabemos, por imágenes del cerebro, que las personas que meditan, obviando cualquier connotación religiosa, esas personas que hacen mindfulness, están más conectadas con el interior, cuentan con mejor salud, mayor bienestar, mayor desarrollo de la atención, y todo esto genera un beneficio claro y testado en el alumno”.

-¿Cómo llegas al mindfulness?
-“Llego con una necesidad de crecimiento personal, profundizar en lo que es la persona, el ser humano y de introducirme en la esencialidad, en mi propia esencialidad. La vida me ha ido llevando hasta el mindfulness y considero que es un elemento positivo para traer a la educación”.

-¿Asegura que conecta con la persona?

-“Sí, y para entender eso hay que plantearse primero la pregunta de qué es la persona. A mí, si me preguntan quién eres, lógicamente respondo Trinidad Manzano, pero antes de ella quién era. De esta forma, si nos fuésemos retrotrayendo, llegaríamos a una profundidad, que no sabemos dónde está, pero que intuimos en esa esencialidad, a la que hay que atisbar, y darnos cuenta, además, de que no somos únicos, sino que todos pertenecemos a esa esencialidad, y somos parte del todo”.

-¿Esta herramienta se puede llevar al aula?
-“Sí, sin duda. Además sin necesidad de alcanzar tantas profundidades como he desarrollado en la cuestión anterior. Es importantísima para hacer crecer la atención del alumnado.

En este aquí y ahora los alumnos se encuentran muy dispersos, con poca atención y con cierta pasividad. Muy inmersos en las tics, el móvil, la imagen, los sonidos, etcétera. Los medios les facilitan mucho y les llega mucho trabajo hecho, así se convierte en una atención muy pasiva. De esta forma, tenemos claro que hay que trabajar la atención del alumnado. A través del mindfulness, podemos enseñarles a que hay que estar atentos al aquí y ahora.

Por ejemplo, atentos a su respiración, como hemos practicado con los alumnos de infantil en el Colegio Virgen del Mar. Les hemos enseñado a darse cuenta de su caminar, de su respiración, de cómo el compañero le da un masaje con una pelota de tenis en la espalda. Dándose cuenta muchas veces, muchas veces, pildorita a pildorita, resulta que el niño va desarrollando su atención poco a poco. Llegará un momento en que con ese entreno diario de la atención, les irá aportando que cada vez estén más minutos atentos a lo que les ocurre a ellos y a lo que les ocurre alrededor, atentos a sus emociones, estrés personal, que aun siendo pequeños también lo tiene”.

-¿Y qué hay después del mindfulness?
-“La práctica del mindfulness no tiene una meta final. No hay meta, el camino es la meta. No hay después, el camino es ya el después”.